A Quien Le Importa Ese Hombre Borracho Y Sin Hogar

Print Friendly, PDF & Email

 

A QUIEN LE IMPORTA ESE HOMBRE BORRACHO Y SIN HOGAR

Una historia verdadera por Juan Carlos Berrios

 

( Para ver las fotos en grande haz clic en ella)

Manuel-Salvador-Guitierrez-Moreno-001
Manuel Salvador Gutierrez (izquierdo) con un amigo. Ambos hombres son desamparados.

 

Manuel Salvador Guitierrez Moreno es su nombre completo, pero le llamaremos Salvador!

Conocí a Salvador en las calles de Tipitapa, durmiendo en un callejón oscuro de la calle del mercado. Allí, se encontró con su casa, con un cartón como una sabana y el pavimento como el colchón, Salvador sólo podía pensar, “Cuando será mi turno!”

El “turno” que estoy hablando es acerca de la Salvación! Como te habrás dado cuenta, su nombre significa Salvador y Manuel Salvador Gutiérrez estaba esperando que alguien lo rescatara de la vida en las calles y el alcoholismo. Lo anime, le di mi dirección y me fui.

Salvador vino a mi oficina pidiendo comida y ropa que le proporcione. Mis hijos, Diane y Christian Berrios, se hicieron cargo de su ropa mientras mi esposa, Ana, le dio algo de comida. Hablé con Salvador, pero el hombre era muy callado. En esos momentos, pensé que no podía hablar.

 

Manuel-Salvador-Guitierrez-Moreno-002
Manuel Salvador Gutierrez M. y otro hombre desamparado reciben ayuda humanitaria de Juan Carlos Berrios y su equipo del Ministerio Ultima Trompeta.

 

En otro día, él vino con un amigo quien también vive en las calles y nuevamente, mi familia y yo, le dimos algo de comer y más ropa. Sabiendo que estos artículos no va a resolver su situación, hablé un poco más con ellos acerca de JESÚS. Otra persona sin hogar llegó a la reunión mientras yo estaba predicando a los dos hombres.

Mientras seguía mi enseñanza con ellos, yo entraba y salia de mi oficina. En uno de esos viajes a mi oficina, hice una llamada telefónica a uno de los centros de rehabilitación para ver si aceptarían los hombres y su respuesta fue “sí”. Cuando le mencioné esto a los hombres, Salvador se levantó con una sonrisa y preguntó a los otros dos hombres a unirse a él. Después de una batalla en su ser interior, los dos hombres se fueron y Salvador sólo estaba conmigo. Estaba triste que sus “amigos” lo había abandonado.

Antes de irnos al centro de rehabilitación, tomé a Salvador en nuestra casa para que pueda tomar una ducha. Le dimos jabón, ropa y comida. Llenamos varias bolsas con artículos de higiene, más comida y más ropa para su estancia en el centro de rehabilitación. Después, oramos por él!

Ahora, mi único problema es el transporte. El viaje hasta el centro de rehabilitación está a 30 minutos en coche y me costaría $20 dólares para llevarlo ya que no tengo un vehículo, tengo que contratar un taxi o alguien que nos lleve. Para este viaje, me llevé a mis dos hijos, Diana Angélica y Carlos Christian Berrios, además de uno de mis voluntarios, Hugo Castillo, para que me ayude con el hombre intoxicado.

Gasté el último dinero que había ahorrado para nuestra comida en casa y no presté atención a mi necesidad o la necesidad de mi familia si comíamos o no. Yo sabía muy dentro que JESÚS haría maravillas en casa con nuestras necesidades.

 

Manuel-Salvador-Guitierrez-Moreno-003
Manuel Salvador Gutierrez (drechea) inclina su rostro mientras oramos, junto con los voluntarios Hugo Castillo y Estefani Zamora.

 

Manuel-Salvador-Guitierrez-Moreno-004
Juan Carlos Berrios, ora por Manuel Salvador Gutierrez antes de irse al centro de rehabilitación.

 

 

Cuando finalizamos todo el viaje, llegue a casa y mientras habría la puerta, mi hija e hijo llegaron a mi diciendo, “Papi, alguien te busca!”

Pregunté a mi hijo, “Quién es?” Christian respondio, “Es Maura Torres, la pastora de Masaya. Masaya es una ciudad a 1 hora de mi casa. 

Maura Torres es pastora de una finca en las montañas de Masaya donde nosotros (MINISTERIO ULTIMA TROMPETA / MISIÓN NICARAGUA) estuvimos presente proveyendo donaciones a la comunidad católica, especialmente a niños donde ministramos el VERDADERO Y ÚNICO EVANGELIO DE JESÚS

Pastora Maura Torres llego a mi casa 2-3 Minutos después de yo salir del coche. Como he dicho, yo estaba abriendo la puerta de mi casa cuando ella llegó.

Ella me entrega un papel doblado con una lista de algunos niños que nos faltó entregar ayuda humanitaria. Después que ella me dio la lista, también me entregó un sobre y dijo: “Aquí hay algo para Usted!” Le dije: “Gracias, Pastora Maura!”

Inmediatamente abrí el sobre delante de ella y delante de mis hijos porque sabía que dentro del sobre había dinero y que iba ser la misma cantidad que yo había invertido en el hombre borracho hogar, si no más! Efectivamente, $500 córdobas, lo que equivale a dólares de $20.

Todavía estoy muy contento de cómo JESÚS me dijo, “Estoy de acuerdo con el viaje, apruebo la rehabilitación, y apruebo la fe que tienes. Bien hecho siervo bueno y fiel. Haz amado a mis ovejas!”

¡Alabado sea Jesús, para siempre!

 

PARA CONTACTAR JUAN CARLOS BERRIOS:

Email: ministerio @ ultimatrompeta . com
Skype: ultimatrompeta
Facebook: ultimatrompeta
Youtube: ultimatrompeta
Twitter: mutrecords
Web: ultimatrompeta.com

Teléfono:
801-938-5544 (USA)
505-8866-3484(NICARAGUA)

Para ayudarnos en nuestra misión: http://ultimatrompeta.com/w/pagos/

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.