Jerusalén, Raza De Víboras

Comparte:
Print Friendly

JERUSALEN, RAZA DE VIBORAS

 

Jerusalén, Hipócrita, Raza De Víboras!

 

Jerusalén, Jerusalén, te has olvidado quien te hizo y te sacó de la esclavitud. Alabas a un dios que no reconozco. Tu gente ha aguantado muchos castigos y todavía sigues infiel a Mí.
 

Te sientas como una puta vestida de lino fino sólo para atraer a muchos ciudadanos en tu burdel. No te importa mis santos o al que te envié. Eres una prostituta abandonada caminando sin rumbo en el mundo como lo hizo Caín.

 

En tu ceguera y tu borrachera, construyes una casa para Mí solo para mostrar a otras naciones que está sentado en su trono es el mismo Lucifer! Eres un desierto, tus hombres son afeminados, tus mujeres no sirven para nada, y tus hijos son delincuentes.

 

YO SOY EL QUE YO SOY, Yo tendré mi día contigo en la última hora en que todas las naciones vienen en tu contra. Voy a quebrantar tu rodilla hasta que me exaltes!

 
—fin
 

Déjanos un comentario sobre el tema:

Your email address will not be published.