Estados Unidos Ordena Atacar Estado Islámico en Iraq y Siria – Guerra Aérea!

Print Friendly, PDF & Email

 

Estados Unidos Ordena Atacar

Estado Islámico en Iraq y Siria

Inicia Guerra Aérea!

 

United States of America orders airstrikes against ISIL (ISIS) in Syria and Iraq.
United States orders airstrikes against ISIL (ISIS) in Syria and Iraq.

 

 

 

 

Obama da luz verde a los bombardeos contra el Estado Islámico en Siria y enviará otros 475 especialistas militares a Irak, informa AP.

———

 

Nuevo frente para EEUU en Medio Oriente. El presidente Barack Obama decidió poner en marcha una amplia coalición para destruir al grupo terrorista Estado Islámico (ISIS, sus siglas en inglés) que incluirá ampliar los bombardeos en Irak y ataques aéreos sobre Siria, hasta donde han penetrado estos yihadistas.
 
El mandatario se dirigió esta noche a la nación con un discurso para explicar su plan para combatir el grupo terrorista que se ha hecho con una franja de territorio en Irak y Siria, y en las últimas semanas ha decapitado a dos periodistas estadounidenses.
 
Con un golpe de timón, Obama profundizó así el papel militar de EEUU en el volátil Medio Oriente al emprender una campaña “implacable” y “sostenida” a través de ataques aéreos contra combatientes del grupo terrorista Estado Islámico en Irak y Siria.
 
“Con un nuevo gobierno iraquí, y tras consultar con los aliados en el extranjero y el Congreso en casa, puedo anunciar que EEUU encabezará una amplia coalición para revertir esta amenaza terrorista. Nuestro objetivo es claro: vamos a degradar, y en última instancia, a destruir a ISIL a través de una estrategia integral y sostenida lucha antiterrorista”, dijo Obama desde la Casa Blanca.
 
En la víspera de un nuevo aniversario de los atentados del 11 de septiembre, Obama ha decidido abrir un nuevo frente de combate para EEUU en Medio Oriente. Pero a diferencia de lo que ocurrió tras los ataques contra las Torres Gemelas, esta vez no habrá tropas en el terreno. 
 
“Quiero que el pueblo estadounidense comprenda cómo este esfuerzo será diferente de las guerras en Irak y Afganistán”, aseguró Obama. “No va a involucrar a tropas de combate estadounidenses luchando en suelo extranjero”, prometió.
 
El nuevo plan de Obama significa un cambio de dirección en su estrategia por disminuir la presencia de las Fuerzas Armadas de EEUU en Medio Oriente, tras las guerras de Irak y Afganistán.
 
“Esta campaña antiterrorista se libra a través de un esfuerzo sostenido, implacable para sacar a ISIL dondequiera que se encuentre utilizando nuestro poder aéreo y nuestro apoyo a las fuerzas aliadas sobre el terreno. Esta estrategia de sacar a los terroristas que nos amenazan, mientras apoyamos a los socios en el frente de batalla, es la que hemos seguido con éxito en Yemen y Somalia desde hace años”, dijo Obama en su mensaje a la nación.
 
“Como Comandante en Jefe, mi más alta prioridad es la seguridad del pueblo estadounidense. En los últimos años, hemos luchado consistentemente contra terroristas que amenazan a nuestro país”, sostuvo Obama.
 
“Sacamos a Osama Bin Laden y a gran parte de la dirigencia de Al Qaeda en Afganistán y Pakistán. Hemos atacado filiales de Al Qaeda en Yemen, y recientemente eliminado el comandante mayor de su filial en Somalia”, recordó el Presidente y destacó que lo ha logrado “mientras hemos traído a más de 140,000 tropas estadounidenses de Irak, y reduciendo nuestras fuerzas en Afganistán, donde nuestra misión de combate terminará a finales de este año”. Ahora, las FFAA volverán -con una estrategia diferente- a la zona.
 
“ISIL no es islámico. Ninguna religión tolera la matanza de inocentes, y la gran mayoría de las víctimas de ISIL han sido musulmanas. E ISIL sin duda no es un Estado. Antiguamente, era la filial de Al Qaeda en Irak, y se ha aprovechado de la violencia sectaria y la guerra civil de Siria para ganar terreno a ambos lados de la frontera entre Irak y Siria. No es reconocido por ningún gobierno, ni por el pueblo al que subyuga. ISIL es una organización terrorista”, dijo el presidente.
 
Arabia Saudita, aliado clave del plan
Más temprano, oficiales de la Casa Blanca habían anticipado parte de la estrategia contra ISIS, también conocido como ISIL. Consultados sobre qué países participarían de los bombardeos, explicaron que esas negociaciones aún están en proceso. Y anunciaron que el secretario de Estado John Kerry participará de negociaciones mañana sobre ese punto con aliados de EEUU. Obama lo reiteró en su discurso.
 
Quien sí ha garantizado apoyo total a la nueva estrategia es Arabia Saudita, un país que teme profundamente el avance de ISIS a través de las más de 500 millas de frontera que tiene con Irak. De hecho, el Presidente necesita y aguarda la autorización del Congreso para mandar equipamiento y brindar entrenamiento a las fuerzas opositoras del régimen sirio, otra de las patas de la estrategia para luchar contra ISIS.
 
“Esta noche, llamo de nuevo al Congreso para darnos autoridades adicionales y recursos para capacitar y equipar a estos combatientes. En la lucha contra ISIL, no podemos confiar en el régimen de (el presidente Bashar Al) Assad que aterroriza a su pueblo; un régimen que nunca va a recuperar la legitimidad que ha perdido. En su lugar, debemos fortalecer la oposición como el mejor contrapeso a extremistas como ISIL, al llevar adelante la solución política necesaria para resolver la crisis de Siria una vez por todas”, dijo Obama.
 
Los funcionarios de la Casa Blanca explicaron que el entrenamiento de los opositores a Al Assad será entrenados en territorio saudita. “Algunas naciones pueden sumarse a la coalición con bombardeos, otras naciones pueden hacerlo brindando equipamiento y entrenamiento”, habían dicho. Esta noche, Arabia Saudita confirmó que proporcionará sus bases para entrenar a los opositores sirios.
 
Sobre qué garantías hay sobre el entrenamiento de la oposición –Osama Bin Laden fue entrenado por EEUU durante la Guerra Fría y terminó convirtiéndose en su peor enemigo- los oficiales aseguraron que han pasado los últimos dos años desarrollando un vínculo con los insurgentes sirios que les permite confiar en el adiestramiento que recibirán. 
 
En el pasado, la exsecretaria de Estado, Hillary Clinton, había presionado para armar a los rebeldes sirios al principio de su lucha contra Al Assad. Pero Obama se negó, alegando que había demasiada incertidumbre sobre quiénes eran los opositores. Y aunque le dio luz verde a un pequeño programa llevado a cabo por la CIA, recién ahora, el mandatario se anima a un esfuerzo de magnitud.
 
Los occidentales de ISIS
Uno de los mayores temores respecto de ISIS es el reclutamiento de occidentales. Oficiales del gobierno temen que aquellos se han unido al grupo terrorista regresen a sus propios países para lanzar ataques.
 
“Si bien todavía no hemos detectado una amenaza específica contra nuestra nación, los líderes de ISIL han amenazado a Estados Unidos y a nuestros aliados. Nuestra comunidad de Inteligencia cree que miles de extranjeros -incluyendo europeos y algunos americanos- se les han unido en Siria e Irak. Entrenados y aguerridos, estos combatientes podrían tratar de regresar a sus países de origen y llevar a cabo ataques mortales”, advirtió Obama en sintonía con lo que habían dicho funcionarios de la Casa Blanca. 
 
A principios del verano, Irak pidió a EEUU ayuda para enfrentar a los yihadistas y Obama aprobó ataques aéreos en el norte del país. También decidió enviar nuevas tropas para proteger embajadas e intereses de EEUU. Esta campaña se ve ahora ampliada con la nueva decisión del Presidente de ir hasta el último rincón para destruir a los yihadistas.
 
Desde el 8 de agosto pasado, EEUU ha efectuado más de 150 ataques cerca de la estratégicas presas de Hadiza y Mosul, y en los alrededores de Erbil, capital del Kurdistán iraquí.
 
“Estos ataques han protegido a personal estadounidense e instalaciones, matado a combatientes de ISIL, destruido armas, y dado espacio para que las fuerzas iraquíes y kurdas reclamen territorio clave. Estos ataques han ayudado a salvar las vidas de miles de hombres inocentes, mujeres y niños”, dijo Obama.
 
“Ahora que esos equipos han completado su trabajo -e Irak ha formado un gobierno- vamos a enviar otros 475 miembros” de las FFAA a Irak e insistió con que estas fuerzas “no tendrán una misión de combate -no vamos a ser arrastrados a otra guerra terrestre-” en ese país.
 
Obama prometió también más asistencia humanitaria a los civiles desplazados. “Esto incluye los musulmanes suníes y chiíes que están en grave riesgo, así como decenas de miles de cristianos y otras minorías religiosas. No podemos permitir que estas comunidades a sean expulsadas de sus tierras”, dijo.
 
El apoyo del Congreso
“Mi administración también ha conseguido el apoyo bipartidista” del Congreso para este plan, destacó Obama durante su discurso. “Tengo la autoridad para hacer frente a la amenaza de ISIL. Pero creo que somos más fuertes como nación cuando el Presidente y el Congreso trabajan juntos. Así que celebro el apoyo del Congreso en este esfuerzo con el fin de mostrar al mundo que los estadounidenses se unen para enfrentar este peligro”, agregó.
 
Según los oficiales de la Casa Blanca, Obama ha venido trabajando en esta estrategia las últimas semanas, a pesar de que el 28 de agosto pasado había dicho que aún no tenía un plan contra el grupo terrorista.
 
Acerca del cronograma de ataques, los oficiales dijeron que no serán revelados para preservar su efectividad y que están analizando las diferentes opciones que ha propuesto el Pentágono. Pero dejaron en claro que las fronteras entre Irak y Siria no serán una limitación. “Iremos a buscarlos donde sea que estén”, dijeron sobre los militantes de ISIS.
Consultados sobre cuándo podrá decirse que ISIS fue destruido, uno de los oficiales dijo: “Esto va a llevar tiempo. (ISIS) está en Irak desde 2003. Vamos a reducir su territorio, a cortar sus recursos y a desmantelar su organización. Esta es una estrategia a largo plazo”.  Y puso como ejemplo a la pérdida de poder que ha sufrido Al Qaeda, sobre todo tras la muerte de Bin Laden.
 
La estrategia presentada hoy por Obama busca ser más parecida a la llevada a cabo en países como Yemen y Somalia, donde Estados Unidos ha lanzado ataques selectivos con aviones no tripulados durante años. Sin embargo, en la víspera del 9/11, el fantasma de Al Qaeda y la encarnizada guerra en Irak y Afganistán vuelven con fuerza sobre Obama y su plan antiterrorista, ahora, contra ISIS.
 
 
=
 

Leave a Reply

Your email address will not be published.